viernes, 2 de octubre de 2009

Continúa la desidia de la Autoridad.


En la madrugada del jueves al viernes los incívicos visitantes de la Madrila no pararon de dar voces. Los vehículos de estos energúmenos circularon traquilamente por la calle Santa Teresa de Jesús y otras, a pesar de la prohibición que nos "vende" el Concejal Sr. Jurado. Sonaron los claxon y pusieron música con total impunidad. A las 08'30 de la mañana aún seguían, ellos y ellas, berreando, bebiendo alcohol en la vía pública, meando y arrojando botellas y vasos.

video

video